Atención Personalizada

Patologías Orales

Es el tratamiento de cualquier enfermedad que pueda desarrollarse dentro de la boca, de los músculos que la envuelven, la capacidad de apertura en los labios, el paladar, la lengua, el maxilar, la mandíbula, el tejido gingival y peridentario y las glándulas salivales.

Patologías Orales

(*) Presione para ampliar información

El quiste dental, además de ser relativamente frecuente, supone una alteración de carácter benigno y fácil de tratar. Sólo en algunos casos, bien por el tamaño del quiste o por el tipo de tejido afectado podría ocasionar la pérdida del diente, de parte del tejido óseo circundante o incluso invadir estructuras próximas.

En la mayoría de ocasiones el quiste dental suelen ser consecuencia de la extensión de una infección del diente y el hueso en el que está implantado a zonas adyacentes. El objetivo terapéutico se centra en su eliminación quirúrgica, tratando de evitar la extracción de la pieza dental afectada y procediendo a la reconstrucción de la misma.

No obstante, el tratamiento quirúrgico del quiste dental será diferente en cada caso, atendiendo a su tamaño, su origen, la extensión de la zona afectada (dientes vecinos), el estado del diente y de la endodoncia, etc. Esta valoración suele realizarse a partir de una imagen radiológica obtenida por escáner.

Tenemos dos frenillos en la boca, uno debajo del labio superior, y otro debajo de la legua. Cuando este tejido interfiere en el desarrollo ó la función específica de alguna de estas partes de la boca, hay que eliminarlo y de eso se trata la frenectomía. Por ejemplo, una malformación del frenillo labial puede afectar las encías y crear espacios entre los dientes delanteros(diastema) y una malformación del frenillo lingual puede interferir en el habla de la persona, es decir la lengua no tiene un movimiento normal y también obstaculizar el buen desarrollo de los dientes. La frenectomía labial es la eliminación del frenillo que está debajo de la parte central del labio superior y la frenectomía lingual es la eliminación del frenillo que está debajo de la lengua.

¿ Qué es ?

Es la falta de saliva provocada por una alteración en el funcionamiento de las glándulas salivales. Es una sensación muy incómoda que altera la calidad de vida de las personas que la padecen. La saliva es fundamental para mantener la cavidad oral húmeda además facilita el habla, la masticación, la deglución y la digestión.

También protege los dientes contra las caries, previene infecciones ya que regula la acumulación de bacterias y hongos en la boca y ayuda a evitar la halitosis.

¿ Por qué se produce ?

Las causas que provocan esta alteración son varias y muy diversas, a saber:
Alteraciones neurológicas.
Diabetes.
Trastornos psiquiátricos.
El consumo de algunos medicamentos.
Tratamientos con radioterapia ó quimioterapia.
La respiración bucal.
Apnea del sueño.
El consumo de tabaco, alcohol, drogas.
La edad avanzada.

Según datos estadísticos, la xerostomía se manifiesta en uno de cada cinco adultos y en un 40% en personas mayores de 50 años, afectando más a mujeres que a hombres.

¿ Cómo saber si la padecemos ?

Hay que observar si la sensación de boca seca es pasajera ó permanente y si aparecen algunos de los siguientes síntomas:

Dificultad para hablar, masticar ó tragar.
Sensación de ardor en la boca.
Lengua seca ó áspera.
Llagas ó aftas bucales.

Puede ser que sea un problema puntual y deberse a alguna situación en concreto, un estado pasajero de estrés, nerviosismo ó incluso tristeza, pero si esta situación persiste en el tiempo, hay que pensar en consultar al odontólogo ya que puede que sea un síntoma de enfermedad.

¿ Estos síntomas se pueden mejorar ?

Es aconsejable beber agua frecuentemente, masticar chicle, evitar las comidas muy picantes, el café, el tabaco y el alcohol.

También es favorable el uso de colutorios específicos para este tipo de patología y se encuentra una gran variedad en los comercios especializados.

La leucoplasia es una mancha o placa de color blanco, que aparece en la lengua o en las mucosas de la boca, que no se desprende y que no puede ser atribuida clínica o patológicamente a ninguna otra enfermedad.

Causas de la Leucoplasia

• Inducidas por factores externos.
• Tabaco.
• Consumo excesivo de alcohol.
• Alimentación inadecuada con deficiencias vitamínicas.
• Malos hábitos de tipo compulsivo (mordisquearse partes de la boca).
• Mala higiene bucal.
• Factores irritativos, prótesis mal ajustadas.
• Uso de un colutorio: Viodent.
• Enfermedades infecciosas: Cándida, sífilis, virus del papiloma humano (HPV).
• Idiopáticas.

Síntomas de la Leucoplasia

Puede producir dolor y molestias en la lengua o en la boca.

Tratamiento de la Leucoplasia
• Eliminación de los factores de riesgo: abandono del tabaco: regresan hasta el 50% de las lesiones.
• Ácido retinoico: el ácido retinoico, la vitamina A y otros retinoides sintéticos.
• Terapia fotodinámica: administración de un agente fotosensibilizante para que la radiación actúa solamente sobre tejidos alterados.
• Cirugía: puede hacerse excisión quirúrgica, criocirugía o cirugía con láser.

La candidiasis oral está causada por un hongo llamado cándida. La cándida siempre está presente en la flora de la boca, pero no se expande por el control del sistema inmunitario y de bacterias que conforman esta flora oral. Cuando este equilibrio se altera, crece y se forma la infección por la cándida.

Causas
• La toma de antibióticos.
• Tener mala salud en general.
• Ser muy viejo o muy joven.
• Tener una infección por VIH o SIDA.
• Recibir quimioterapia para el cáncer o medicamentos que inhiban el sistema inmunitario.
• Tomar esteroides orales o inhalados.
• Tener diabetes.
• Portar prótesis dentales.

Síntomas

Al observar la lengua y la boca se puede observar unas lesiones aterciopeladas y blanquecinas en la boca y en la lengua. Debajo de este material blanquecino hay tejido enrojecido que puede sangrar fácilmente. Suele dar sensación de boca muy seca.

Diagnóstico

Primero la simple observación de lesiones blanquecinas en la lengua. Luego se puede realizar un cultivo del raspado de las lesiones.

Tratamiento

Para la candidiasis bucal en bebés no suele ser necesario ningún tratamiento ya que normalmente ceden en un par de semanas. Si el cuadro es leve solo con la toma de yogur o alimentos con bífidus puede ser suficiente.

Si no cede se usan antifúngicos como la nistatina en solución oral, con ella se hacen enjuagues varias veces al día un par de semanas. En el caso de candidiasis importantes y con enfermedades debilitantes ( SIDA) se usan antifúngicos sistémicos como itraconazol (Sporanox).

Pide Información sin Compromiso

Primera Consulta Gratuita

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu primera cita gratuita

Última actualización / 18 de mayo de 2017
Comunidad de Madrid Registro sanitario Nº CS2361
AD Qualitatem
Colegio Odontólogos Nª Col. 4116
Adecoa
Madrid Excelente
SRCL Consumer

¿ Tienes algunas dudas ? en Clínica Bisheimer estamos para ayudarte